Lo que te parece, puede no ser

Llegar a ese estado en que nada sea, lo que parece.

Nos hemos acostumbrado a tener que luchar por aquello que creemos que nos corresponde. Porque pensamos que así, podremos alcanzar metas que están lejanas. Incluso como un valor añadido a algo que no es nuestro, pero que podemos conquistar y que pase a nuestro poder.

La realidad del Universo es bien distinta, por fortuna. Sin quehaceres de guerras o roles de justificar sufrimiento o sentirse a expensas del sistema.

Las luchas nunca han sido el modo para alcanzar una victoria. Y sí, a través de los años se ha ido haciendo, aún no siendo esa la manera.

Para nada es ni razonable, mucho menos sano para el alma, pero se convirtió en la excusa perfecta para separar. Para crear nuevas realidades en las que pretender crear las diferencias.
Con la separación de los humanos como tal, se dio paso a las creencias limitantes, a la negación del poder personal, se aumentó el creer que ese era el camino, y empezamos a nadar en la abundancia de la escasez, porque así se nos ha ido enseñando y, en ocasiones, ni nos lo hemos cuestionado.

En tus manos esta la decisión de avanzar en el camino que quieres.

Hemos creído que la realidad de la abundancia no nos pertenecía, cuando realmente es todo lo contrario. Ahora necesitamos ayuda para reencontrar quiénes somos, si somos valientes, si valemos para algo o, si somos aquello que creímos éramos….

Tú decides.

¿Te ves como eres? ¿Eres cómo te ven?

Canalización 🤲🏻 ©AsunAdá enAmor Agradecida

Gracias por compartir la Canalización sin ser modificada

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.