El pequeño de los hermanos

Me gusta cuando la vida me recuerda que Soy efímera. Aunque en ocasiones, lo hace a través de un golpe, que esperándolo o no, mueve el mundo y su entorno.

Y es que ahora puedo despedirme.
Ya la marcha en sí misma no es el propio sentir de una pérdida, sino el aliento de haber compartido.

Son muchos los momentos en que podemos sentirnos apenados, tristes, solos incluso. Pero la vida es mucho más que eso, es una gran oportunidad a Ser.

La necesidad de expresarnos resulta el momento de sabernos vivos para, compartir cada instante que somos, por más efímero que finalmente pueda resultar.

Vivir es ganar.
Regresar al Hogar es la sublime grandeza.

Canalización 🤲🏻 ©AsunAdá enAmor Agradecida

NOTA: Pincha en el texto que aparece en otro color para acceder a entradas relacionadas.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.