La confianza de amar los procesos

Cuando la partida es ya, sólo queda jugar.

En sí resulta como la vida misma. Cuando has de vivir, y cuando dejar de hacerlo.

Haciendo referencia al formato presencia, del cuerpo, en este aquí y ahora.

Y lo difícil, es decidir.
Tomada la decisión el proceso sigue y, dado el paso primero, el movimiento es ya un contínuo. Por nada se detiene. Ante nada ni nadie, ni de las propias situaciones que puedan hacer frente al instante, en el momento de encontrarse.

Dejar ir,

es lo más placentero para poder seguir.

Soltar es,

lo más doloroso que casi nunca, se ha aprendido.

Confía.

Date el lugar.

Concédete ese espacio que tanto necesitas para asimilar, para aceptar, para seguir Amando lo que fue, lo que es, lo que continúa por ser.

Canalización 🤲🏻 ©AsunAdá enAmor Agradecida

NOTA: Pincha en el texto que aparece en otro color para acceder a entradas relacionadas.

🅖🅡🅐🅒🅘🅐🅢 por SUSCRIBIRTE al canal de YouTube y a Diario De Reflexiones


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.