Muerte en vida por decisión propia

Hay que estar vivo para morir.
No quita que estando en vida también se puede estar muerto.

Parece quizá algo extraño pero no creas, no lo es. Cada quién decide cómo vivir.

Lo lógico es nacer, vivir y morir en el momento en que sea tu decisión, si has leído bien, también tú lo decides.

En la vida, tenemos el poder en nuestras manos, las riendas de nuestra vida.
Por ello es que sí, lo decidimos todo.

Cada quién, con sus lecciones, aprendizajes y cada detalle que quiere lograr. A ello se suma el participar en vidas parejas con otras almas. Si bien podemos estar en nuestro camino como el hecho de estar, pero con el propósito de ayudar a otra encarnación en sí. Decidimos venir a ayudar en el crecimiento de otra alma vinculada a nuestra familia álmica.

Con todo el proceso, antes de venir a la vida, ya era ese el propósito marcado, sus opciones y posibles caminos.

Existen diversos caminos para llegar a un objetivo, y se alcanzan también otros logros a través de nuestras decisiones.

Tantas cosas son posibles, como vidas y decisiones hay.

NOTA: Pincha en el texto que aparece en otro color para acceder a entradas relacionadas.

¡Gracias! Canalización 🤲🏻
©AsunAdá Siempre enAmor Agradecida