Aprender a vivir

Si tienes sueños, puedes llegar a alcanzarlos.
Si no sueñas es posible que no sepas a dónde llegar.

Rara vez sabemos el destino concreto que nos espera al dar el siguiente paso, pero claramente es incierto o mágico, pudiendo gustarnos o no.

Cuando vivimos desde la consciencia, es más fácil el intuir ideas o senderos que puedan divisarse como parte de nuestro caminar. Mientras que si el día a día es desde la no consciencia, tenemos más opciones de desconocer las opciones o incluso, de sorprendernos ante los hechos de manera negativa.

¡Gracias! Canalización 🤲🏻
©AsunAdá Siempre enAmor Agradecida